Historia

En los últimos cincuenta años, la industria aeroespacial ha sido uno de los principales motores para el desarrollo de la ciencia y la tecnología a nivel mundial. Una gran cantidad de materiales, procesos y productos han sido desarrollados e innovados como consecuencia del interés en fabricar mejores aeronaves. En México, en años recientes, esta industria ha tenido un desarrollo sin precedente y esto representa una gran oportunidad para consolidar el crecimiento económico y social basado en el desarrollo tecnológico y en la innovación.

Nuestro país se ha distinguido, en ciertos sectores de la economía, por producir recursos humanos de gran talento, que al no encontrar oportunidades de desarrollo profesional en México, han emigrado y han sido aprovechados por empresas en muchos países del mundo impulsando sus economías. Hoy México es un atractivo lugar de inversiones y muchas de esas empresas ahora buscan este mismo talento para desarrollar su trabajo en nuestro país. Es en este sentido que la llegada de la industria aeroespacial a México configura un escenario caracterizado por una creciente necesidad de capital humano con altas capacidades de desempeño a nivel técnico, de ingeniería, de investigación y de desarrollo tecnológico.

El constante desarrollo de la sociedad del conocimiento depende indudablemente de la generación, el entendimiento y la transferencia de nuevos conocimientos, de programas académicos consolidados y enfocados al dominio de las habilidades técnicas, a la innovación, a la investigación y a la gestión.

El presente Acuerdo busca crear una organización de carácter académico que sea un catalizador para el desarrollo ordenado de las competencias y capacidades tecnológicas del capital humano que requiere la industria aeroespacial en México. La organización tendrá el nombre de Consejo Mexicano de Educación Aeroespacial (COMEA), y en el texto de éste documento también podrá ser llamado Consejo o COMEA.

Las instituciones educativas que firman este Acuerdo participan en alguno de los ámbitos de la formación académica de técnicos, ingenieros, administradores e investigadores que contribuyen activa y significativamente en el desarrollo económico regional y nacional. Muchas de las mismas cuentan ya con programas educativos dirigidos a la formación de capital humano en el ámbito aeroespacial o están desarrollando sus planes institucionales para ofrecer, a corto plazo, programas en el área.